fbpx
aprender a rastrear

Como rastrear a tu pareja sin que lo sepa – Tu guía para rastrear a tu pareja

Quiero rastrear a mi pareja. Seguramente has escuchado un amigo decir estas palabras, pero tal vez jamás pensaste que tú las dirías. La mayoría de...

Rastreador gratuito de celulares: Métodos que SÍ funcionan para rastrear un celular

Tenemos vidas muy ocupadas y, por eso, valoramos mucho las soluciones inteligentes y simples. Ahora puedes rastrear un celular de diferentes maneras...

La manera infalible de conocer la ubicación de tu esposo… ¡sin tocar su teléfono!

Te sientes desesperada. Piensas que te está engañando, pero necesitas pruebas contundentes que respalden tus sospechas. A continuación, te...

Últimos artículos

La guía más completa: Todo lo que necesitas saber sobre el rastreo de celulares

Ya que la transformación celular del siglo XXI continúa simplificando nuestras vidas, muchas compañías han empezado a ofrecer el servicio de rastreo celular, y esto ha generado reacciones positivas entre las personas.

Las herramientas basadas en la localización son utilizadas por aquellos que sienten la necesidad de controlar a las personas y sus pertenencias. De hecho, en América del Norte y Europa, hay cerca de 70 millones de personas que usan aplicaciones de rastreo. Si eres un padre preocupado, un cónyuge desconfiado, o el profesor distraído; el rastreo telefónico te ofrece una solución que puede controlar tu ansiedad.

Es psicología humana básica: todos quieren rastrear, pero ser rastreados les resulta invasivo e incómodo.

En la actualidad, las personas llevan sus celulares a todas partes. Entonces, saber dónde se encuentra un celular significa saber dónde se encuentra una persona. Es por eso que el rastreo de personas se ha convertido en un concepto bastante simple, pero también ha creado muchas preguntas.

Es psicología humana básica: todos quieren rastrear, pero no les gusta ser rastreados. El hecho es que gran parte de la paranoia que rodea a las aplicaciones de rastreo proviene del desconocimiento, ya que la gente no sabe cómo funcionan y para qué sirven.

Antes de decidir si el rastreo celular es la opción correcta para ti, debes considerar algunas cosas.

¿Qué hacen estas aplicaciones?

Existe una gran variedad de formas en que puedes usar las aplicaciones para rastrear personas; sin embargo, todo depende de tus necesidades. Las aplicaciones de rastreo más comunes y utilizadas dependen de la tecnología GPS.

Los teléfonos inteligentes vienen con funciones GPS, y son omnipresentes. De hecho, algunos estudios realizados en enero de 2017 reportan que el 65% de la población posee un teléfono inteligente. Entonces, simplemente se utiliza la tecnología GPS que ya está instalada en los teléfonos inteligentes. Esto los convierte en una gran opción para rastrear: son prácticos y universales.

¿Cuáles son los usos más comunes del rastreo?

Existen muchas formas de justificar el rastreo celular, pero las más comunes caen en algunas categorías básicas.

  • Padres que rastrean el paradero de sus hijos por seguridad (y supervisión)
  • Cónyuges y novios que se rastrean entre sí por sospechas de infidelidad
  • Buscar tu celular porque se te perdió o te lo robaron
  • Usar tu celular para ubicar tus objetos de valor
  • Supervisar adultos mayores o personas con discapacidad, por su seguridad

Padres que rastrean la ubicación y supervisan la comunicación de sus hijos

Nos guste o no, criar a un hijo que proviene de una generación de personas digitalmente inteligentes requiere un nivel adicional de precaución, razón por la cual los padres encabezan la lista de personas que usan el rastreo de celulares.

Para algunos padres, el rastreo consiste en supervisar a un niño que tiene una enfermedad. Para otros, se trata de ser extra precavido contra las amenazas del siglo XXI que la tecnología ofrece.

Seamos realistas: las redes sociales de tus hijos, aunque se marquen como privadas, están lejos de ser privadas. Para complicar las cosas, tus hijos saben más sobre dispositivos electrónicos como teléfonos, tabletas, y computadoras que tú.

Pero tú sabes más sobre los peligros del mundo que ellos, y es tu trabajo mantenerlos seguros. Y ya que ellos saben más sobre tecnología, depende de ti monitorear dónde están y con quién están hablando.

Si le preguntas a los policías cómo las redes sociales y los celulares han cambiado la forma en que hacen su trabajo, muchos te responderán que la percepción de privacidad que ofrece la tecnología alienta a los delincuentes. De hecho, algunas investigaciones estadounidenses muestran que cerca de 725,000 niños fueron “agresivamente” invitados a reunirse con extraños después de tener un encuentro en línea.

Entonces, como padre, te preocuparás mucho menos de los depredadores que tratan de pasar desapercibidos; ahora debes preocuparte de los adultos que mantienen conversaciones secretas con tus hijos.

Eso significa que es hora de encontrar una nueva forma de cuidar a tus hijos. La respuesta que nos da el siglo XXI es: rastreando y supervisando la ubicación y comunicación digital de los más inocentes.

¿Necesita existir consentimiento para que los padres rastreen a sus hijos?

En EE. UU., es completamente legal y lícito que un padre supervise la ubicación y comunicación de sus hijos menores de edad sin consentimiento (Fuente: GPS.gov). De hecho, cuando los sistemas operativos están desbloqueados (es decir, con jailbreak), puedes instalar aplicaciones de rastreo en los dispositivos de tus hijos sin que ellos lo sepan.

Las aplicaciones como mSpy y Spy Bubble permiten a los padres rastrear la ubicación de sus hijos y monitorear su actividad en el teléfono: como llamadas telefónicas, mensajes de texto, y uso de aplicaciones.

Estas aplicaciones son perfectas para los padres que desean que sus hijos tengan un celular, mientras saben dónde están y con quién están hablando.

Life360 es otra aplicación muy popular que se limita al rastreo de celulares para niños. Esta aplicación ofrece funciones como la “alerta de pánico”, entre otras. Además, le da la opción al niño de tocar un botón rojo en la parte superior de la pantalla para notificar su ubicación, pidiendo ayuda.

Existen muchas más aplicaciones, pero debes tener en cuenta que si deseas la mayoría de las funciones y la mejor precisión GPS, con una interfaz fácil de usar y un control total de los celulares de tus hijos, debes conseguir la versión de pago de estas aplicaciones/software.

Cónyuges que se rastrean entre sí por sospechas de infidelidad

Una de las formas más fáciles de hacerlo es lograr que tu esposo(a) te diga dónde está y qué está haciendo. Si quieren salvar la relación, esto no debería representar un problema.

Según fuentes mexicanas, el 50% de las parejas admiten haber sido infieles. La realidad es que este número es mucho mayor porque las personas no quieren admitir que están engañando. Esto deja en claro por qué las parejas abarcan el segundo rubro más significativo de las aplicaciones de rastreo.

Si la infidelidad es un problema, deben solucionarlo. Una de las formas más fáciles de hacerlo es lograr que tu cónyuge te diga dónde está y qué está haciendo. Si quieren salvar la relación, esto no debería representar un problema.

De hecho, la Dra. Janis Spring describe diez pasos para recuperarse de una infidelidad. En el paso seis, la Dra. Spring recomienda establecer reglas. Estas reglas deben ser establecidas por la persona perjudicada para comenzar el proceso de recuperación.

Muchos cónyuges optan por usar aplicaciones de rastreo como una de estas reglas irónicas que sugiere la Dra. Spring. La idea de monitorear abiertamente la ubicación del otro ayuda a demostrarle al cónyuge engañado que su pareja infiel ya no tiene nada que ocultar. Ambas partes deben decidir que compartir sus ubicaciones libremente puede ayudar a reparar la relación. Las aplicaciones de rastreo son la solución ideal para ayudar a aliviar la ansiedad del cónyuge víctima de infidelidad. Además, ofrecen la tranquilidad necesaria para sanar la relación.

Michele Weiner-Davis, una terapeuta matrimonial de Boulder, Colorado, y la autora de Su matrimonio siempre puede ser mejor: salve su matrimonio sin necesidad recomienda:

“Debes estar dispuesto a hacer lo que sea para que tu cónyuge se sienta más seguro(a) en la relación. [Para algunos] es compartiendo información sobre sus celulares…”

Cuando los expertos aconsejan que en algunas relaciones es saludable para los cónyuges infieles darles a sus parejas lo que necesitan para recuperarse, entonces no hay necesidad de cuestionar tales acciones, solo debes tener en cuenta que deben ser consensuadas.

¿Qué sucede si mi esposo(a) no quiere instalar una aplicación de rastreo?

Lo primero que se requiere para monitorear a otro adulto es contar con el consentimiento del mismo, independientemente de tu relación con esa persona. Sin importar que los acabes de conocer o si has estado casado con él/ella por 30 años, en EE. UU, la Ley de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas hace que sea ilegal rastrear el celular de otra persona sin su consentimiento.

Una excelente razón por la que es necesario contar con el consentimiento de la otra persona es que el rastreo celular es una manera fácil para que los cónyuges física y mentalmente abusivos controlen a sus parejas. Fácilmente puede permitir que un abusador rastree a su pareja como medio de control o para imponer violencia física.

Recientemente, la NPR encuestó a 72 albergues de violencia doméstica, y lo que descubrieron fue muy aterrador: El 85% de los visitantes necesitaban desactivar o eliminar los dispositivos de rastreo instalados en sus teléfonos.

Para espiar SIN consentimiento, checa el artículo Cómo rastrear a tu pareja sin que lo sepa

Sin embargo, no todas las parejas son malas. Si tú fuiste o eres víctima de infidelidad, es probable que sientas que puedes rastrear a tu cónyuge sin permiso si estás viendo las cuestiones de custodia o distribución equitativa de bienes en tu divorcio. El “mira lo que me está haciendo” puede permitir que la emoción domine la lógica. Aunque esos sentimientos son ciertamente válidos, según el sistema legal, no justifican el rastreo sin consentimiento.

Desde enero de 2012, la Suprema Corte de EE. UU. acordó que la información obtenida en los dispositivos de rastreo se incluye en la cuarta enmienda, registro y decomiso, y por lo tanto requiere una orden judicial.

La conclusión es clara: Sin consentimiento/permiso, cualquier información que su abogado intente presentar ante el tribunal no será admisible porque se obtuvo violando la Ley de Comunicación Electrónica. Por lo tanto, no vale la pena arriesgarse.

Rastrear sin consentimiento: colocar un rastreador GPS en la cajuela de un auto

Esconde un teléfono inteligente en el auto de tu cónyuge

Si no tienes dinero para comprar un dispositivo de rastreo, puedes colocar un teléfono inteligente en su automóvil o en algo como un bolso o maletín que siempre utilice.

Si estás utilizando un iPhone, la clave es activar la aplicación Buscar mi Phone, la cual ya viene preinstalada. De esta manera, podrás monitorear el paradero de una persona rastreando su celular. Para teléfonos con Android, activa el Administrador de Dispositivos Android. Ambas aplicaciones son completamente gratuitas.

El truco es mantenerlo cargado (si pones una batería portátil, podría funcionar para extender la vida útil de la batería) y en silencio.

Si decides ignorar la ley y quieres correr el riesgo de rastrear a alguien sin su consentimiento, ¡existen algunas formas creativas de hacerlo! ¡Algunas personas lo han intentado Y ha funcionado!

Una de las formas más fáciles de rastrear a alguien es colocando un rastreador GPS en su automóvil. Estos dispositivos miden aproximadamente 10 cm x 7 cm y vienen ensamblados con un imán. Algunos incluso vienen en una caja impermeable. Simplemente debes deslizar la caja debajo o en el auto de alguien. De esta manera, podrás monitorear su paradero con una aplicación.

El truco es mantenerlo cargado (si colocas una batería portátil, podrías extender la vida útil de la batería). Además, no querrás cargarlo con frecuencia… si no, podrían descubrirte.

10 pasos para rastrear el auto de tu cónyuge usando otro celular

    1. Encuentra un celular viejo o compra uno usado. Por ejemplo, en mercadolibre.com.mx, podrás encontrar muchísimos modelos por $1800 MXN/100 USD (o menos). Recuerda que, entre más pequeño, mejor (consume menos batería y tienes más lugares para esconderlo). Como ya sabes, los teléfonos con Android son más baratos que los de Apple.
    2. Actualiza el software a la última versión.
    3. Compra una tarjeta SIM de prepago que tenga un plan de datos. Siempre y cuando la compañía telefónica que elijas tenga buena cobertura, la opción más económica te servirá.
    4. Instala y activa la aplicación de rastreo que más te guste (hemos comparado seis aplicaciones).
    5. Activa los “servicios de ubicación” en el teléfono (iPhone/Android) y en la aplicación.
    6. Desactiva todos los sonidos y vibraciones posibles (silencia tu celular) para que no haga ningún ruido. Por ejemplo, si llega un mensaje de la compañía telefónica, llamas accidentalmente al teléfono, o si recibes una notificación de batería baja, el sonido podría delatarte con facilidad.

High-capacity external power bank

  1. Compra una batería portátil de alto rendimiento (¡me lo agradecerás después!) y conéctala antes de colocarla en el vehículo. Puedes encontrar baterías buenísimas en Amazon.com.mx. Como ya sabes, los teléfonos inteligentes se descargan rápidamente (y más los que son usados). Algunas de estas baterías portátiles, especialmente las que son muy gruesas, pueden hacer que tu teléfono funcione por semanas sin necesidad de volver a cargarlo.
  2. Instala una aplicación como Potential que emite una alerta cuando la batería alcanza, por ejemplo, el 30% (puedes seleccionar el porcentaje que tú desees). Esto te permitirá estar lista para retirar y cargar el teléfono y la batería portátil.
  3. Además, no olvides ponerle una contraseña de bloqueo. Esto te ayudará en el muy improbable caso de que él o ella se entere y trate de averiguar quién está detrás de todo esto.
  4. Esconde el teléfono en un lugar inteligente. Pruébalo en tu auto por unos cuantos días. Hazle llamadas, revisa si no emite sonidos, y checa cuánto tiempo dura la batería. Prepárate bien antes de ponerlo en su auto (a continuación, te mostraremos una lista de lugares donde puedes esconderlo).

Lugares donde esconder el celular y la batería portátil

Planting GPS device in car

    1. En la cajuela del auto. Este es el lugar ideal si no la usa tan seguido, y/o tiene una alfombra muy gruesa como para esconder algo.

  1. Debajo de la consola central. Levántala (usa un montón de fuerza, si es necesario). Generalmente hay muchas ranuras debajo de la consola; quizás ahí puedas esconder el teléfono sin problemas.
  2. Si hay suficiente espacio, y si es un lugar seguro, escóndelo detrás de la guantera; ahí existen un montón de ranuras. Sin embargo, si el teléfono y la batería portátil son muy grandes, este no es el lugar ideal.
  3. ¡Sé creativo(a)! Todos los vehículos son únicos. Trata de encontrar un lugar donde creas que él o ella nunca buscaría.

Activa la función de proximidad (geofencing) para saber si se encuentra en determinado lugar

Activa la función de proximidad (geofencing) para que recibas una notificación cuando tu novio(a) o cónyuge esté ingresando a/saliendo de un área en particular. En las aplicaciones Buscar mi iPhone / Buscar amigos, pulsa la opción “Notificaciones”, elige la opción “Cuando llegue…” y selecciona la ubicación que quieras cubrir. Por ejemplo, si sospechas que está visitando a su amante, quien vive al otro lado de la ciudad, simplemente añade un parámetro de proximidad en esa área, y serás informado(a) (por medio de notificaciones push) cuando él o ella ingrese allí. Y finalmente, toma una captura de pantalla que compruebe que estuvo ahí.

Encontrar tu celular extraviado o robado

La amarga verdad si tu teléfono YA ESTÁ extraviado / FUE robado

Aquí hay una gran advertencia: si YA extraviaste tu celular o te lo robaron y estás leyendo esta oración con la esperanza de encontrar dónde está y recuperarlo PERO no instalaste y/o activaste ningún tipo de aplicación de rastreo con anterioridad Y, por lo tanto, no puedes acceder a la ubicación del teléfono de forma remota a través de las interfaces web de las aplicaciones (como iCloud.com para iPhone), entonces no puedes rastrear tu teléfono DESPUÉS de que se extravíe. Lo siento mucho, pero esta es la amarga verdad.

Técnicamente, solo tu proveedor telefónico puede rastrear la ubicación o la última ubicación de tu celular (hasta que se quedó sin batería, el ladrón lo apagó, o lo reemplazó con otra tarjeta SIM). Se utiliza otro tipo de tecnología, pero sí; tu proveedor (Movistar, AT&T, Telcel, etc.) tiene acceso a esa información y seguramente no la compartirá contigo.

Si eres como casi la mitad de los usuarios de teléfonos inteligentes en los EE. UU., entonces no puedes pasar mucho tiempo sin tu celular. Es imprescindible para la mayoría. Es el hogar de todas esas fotos y recuerdos sentimentales; además, almacena calendarios de trabajo, correos electrónicos, calendarios para padres, acceso a los maestros de sus hijos… La lista continúa porque prácticamente existe una aplicación para ejecutar todas las actividades de la vida.

2.1 millones de celulares fueron robados en 2015 y casi 3.1 millones fueron extraviados ese mismo año

Pero, ¿qué pasa cuando no puedes encontrar tu celular? Algunos estudios muestran que, solo en EE. UU., 2.1 millones de celulares fueron robados en 2015 y casi 3.1 millones fueron extraviados ese mismo año. Y en México, de acuerdo con el INEGI, se cometieron 31.1 millones de delitos asociados con el robo de celulares.

Ya que tu teléfono es importante para administrar todos los aspectos de tu vida, tiene sentido rastrear su paradero. Las aplicaciones como Buscar mi iPhone o Encontrar mi dispositivo de Google te proporcionan la ubicación de tu teléfono, si es que lo has extraviado.

¿Qué aplicaciones debo usar para comenzar a rastrear mi celular o el de otras personas?

La tecnología utilizada para desarrollar estas aplicaciones es muy similar. En general, todas las aplicaciones de rastreo funcionan de la misma forma: al igual que cuando usas un software de navegación, tu teléfono emite una señal GPS que muestra tu ubicación.

La diferencia entre usar una aplicación para rastrear y una para navegar es que tu teléfono simplemente te muestra dónde está y hacia dónde va. Con las aplicaciones de rastreo y monitoreo, alguien más ve dónde te encuentras.

Independientemente de quién esté realizando el rastreo, el objetivo es monitorear la ubicación y responder preguntas como:

  • ¿Estás donde debes estar?
  • ¿Vas a llegar tarde?
  • ¿En cuánto tiempo llegas?
  • ¿Estás perdiendo el tiempo?

Checar rápidamente la App Store y la tienda de Google Play te mostrará que las aplicaciones de rastreo más populares realizan tareas similares. Por lo tanto, es cuestión de navegar y revisar lo que hay, comparar precios y observar las pequeñas diferencias para poder encontrar la aplicación indicada para ti.

  • Ver la ubicación en tiempo real de la familia en mapas privados
  • Recibir alertas en tiempo real
  • Ver ubicaciones pasadas
  • Rastrear dispositivos extraviados o robados
  • Supervisar conductores jóvenes
  • Probar las pequeñas diferencias de precisión entre aplicaciones

Si no sabes por dónde empezar, puedes usar las aplicaciones de rastreo pre-instaladas en tu dispositivo. Los usuarios de iPhone pueden usar la aplicación Buscar amigos y los usuarios de Android pueden usar Encuentra mi dispositivo de Google.

Aunque existen muchas aplicaciones de rastreo, la mayoría de las gratuitas son falsas. Venden la promesa de que puedes rastrear a cualquier persona con exactitud y sin su consentimiento. No caigas en estas tonterías.

Detrás de la tecnología: ¿Cómo funcionan estas aplicaciones?

La mayoría de las aplicaciones de rastreo funcionan al igual que el GPS en tu automóvil, ya que se comunican con satélites en órbitas fijas.

Lo que sucede es que los receptores en tierra calculan la latitud y longitud de estas transmisiones satelitales. Luego, se envía la información a tu teléfono y puedes ver tu ubicación en un mapa, directamente en tu teléfono inteligente.

La precisión del GPS mejora al encender el Wi-Fi

Es posible que hayas escuchado (o leído en tu propio teléfono) que activar el Wi-Fi mejora la precisión del GPS. Esto se debe a que las señales de radio que salen de los puntos cercanos de Wi-Fi pueden proporcionar un punto de referencia para saber dónde te encuentras, incluso cuando no estás conectado a ellas.

Esta no es información desconocida; es una forma de ayudar a que tu dispositivo reconozca las posiciones conocidas de los puntos de Wi-Fi que están a tu alrededor.

Cuando los usuarios se encuentran en diferentes tipos de redes, existe una pequeña diferencia en el desempeño. Por ejemplo, si una señal de Wi-Fi es débil, el rastreo podría interrumpirse.

Por lo general, una conexión Wi-Fi abarca unos 90 metros. Entonces, si la persona que estás rastreando se encuentra a 90 metros del Wi-Fi y está conectada; no deberías tener problemas para rastrearla.

Los rastreadores Bluetooth son ideales para rastrear/monitorear cosas cercanas

La tecnología Bluetooth es más adecuada para rastrear cosas que para rastrear personas. La mayoría de las personas distraídas optan por usar el rastreo por Bluetooth para controlar cosas pequeñas y vitales que a menudo se pierden, como las llaves del automóvil o el control remoto de la televisión.

Su funcionamiento es bastante simple. Se le otorga una “etiqueta” Bluetooth, y esa etiqueta se combina con una aplicación de rastreo. Puedes colocar esa etiqueta en un objeto valioso y revisar su paradero.

Los beneficios de este tipo de rastreo son que puedes encontrar fácilmente las cosas que se pierden. Uno de los inconvenientes del rastreo por Bluetooth es que solo funcionará cuando estés dentro del alcance del receptor. Una vez que estés fuera del alcance de estos receptores (tu teléfono inteligente), la función de monitoreo dejará de ser útil.

Encontrar tus pertenencias extraviadas/robadas

A lo largo de tu vida, perderás alrededor de $110,000 MXN (5,591 USD) en cosas. Ya sean controles remotos de TV, llaves, carteras, iPods, tabletas.

Además de eso, pasarás unos 55 minutos al día buscando esas cosas. Solo la frustración asociada con la búsqueda es suficiente para volver loca a la gente.

Frenar la frustración, ahorrar tiempo y no perder dinero son razones por las cuales las personas eligen usar aplicaciones para controlar esas cosas que se pierden con facilidad.

Los expertos en tecnología Bluetooth afirman que, con la tecnología Bluetooth, es posible alcanzar rangos de hasta 60 metros, y una precisión en centímetros, pero muchos realistas aconsejan a los consumidores que consideren la mitad de la distancia anunciada, ya que eso es lo que obtendrás si compras un dispositivo de rastreo por Bluetooth.

Debes tener cuidado al comprar dispositivos de rastreo Bluetooth. Muchas empresas venden sus dispositivos de rastreo sin explicar las limitaciones del Bluetooth. TrackR es una compañía que se nos viene a la mente.

TrackR… no te dice que tienes un rango de 30 metros para rastrear, sino hasta el final de la página (la parte que nadie lee).

El sitio web comercializa los beneficios del rastreo, pero te indica que tienes un rango de 30 metros para rastrear, sino que lo pone hasta el final de la página (la parte que nadie lee). Entonces, si vas a comprar un rastreador para tu perro porque sigue escapando, no te servirá de nada si se sale de ese rango.

Triangulación: Rastreo telefónico sin GPS

La triangulación es una tecnología basada en la localización que se utilizaba en teléfonos analógicos (¿recuerdas tu antiguo celular Nokia o Motorola?) ya que no tenían GPS integrados en su hardware, como los teléfonos inteligentes actuales. Ya que todavía existen teléfonos sin GPS integrado, a veces necesitamos confiar en las formas del pasado. Se puede utilizar la misma tecnología en tu teléfono inteligente, ya que no depende del GPS.

La triangulación es el rastreo mediante el uso de torres de telefonía celular para tener una idea general de dónde podría estar una persona (el rastreo se realiza por medio del uso de tres torres telefónicas para determinar la ubicación de los celulares). Si un teléfono está dentro del rango de más de una torre, las redes como las de AT&T y Telcel pueden triangular, o encontrar las tres torres más cercanas, y luego determinar una ubicación general, tal como la recibes en tus mapas en vivo con GPS.

Si deseas utilizar este método de rastreo, no necesitarás instalar ningún tipo de aplicación en el teléfono de la persona que realiza el rastreo o de la persona que está siendo rastreada, pero en algunos casos, debes tener en el mismo plan celular.

El inconveniente de este método es que no es tan preciso como el GPS, y debes contar con el consentimiento de la persona que deseas rastrear por medio de un mensaje de texto para que se puedan compartir los datos de su ubicación (pero no necesitas instalar nada en su dispositivo). Además, el proveedor telefónico también le enviará mensajes cada cierto tiempo para recordarle a la persona que está siendo rastreada que él/ella está compartiendo su ubicación con alguien (tú).

Diferencias entre los rastreadores GPS vs. rastreadores por Bluetooth

Usualmente, la gente confunde los rastreadores por Bluetooth y los rastreadores GPS. Aunque a veces pueden tener el mismo aspecto (los rastreadores Bluetooth suelen ser mucho más pequeños; del tamaño de un llavero), ambos te ayudan a rastrear tus objetos de valor. Sin embargo, su tecnología es muy diferente.

El rastreo GPS funciona con satélites GPS. Esto hace que estén disponibles en todas partes. Piensa en el GPS de tu auto; rara vez hay una interrupción en el servicio.

En sí, la tecnología GPS tiene algunos defectos que provocan algunos problemas de precisión. Bajo un cielo despejado sin interferencias, el GPS tiene una precisión de 10 a 20 metros. Árboles, edificios, túneles, estacionamientos y puentes pueden desviar la señal por completo. El ejemplo más claro es cuando conduces por un túnel mientras el GPS está activado. Además, la batería de los dispositivos se agota mucho más rápido porque la tecnología es más potente.

Por otro lado, el Bluetooth debe estar dentro del rango deseado del receptor. Por lo tanto, si el dispositivo que estás tratando de rastrear supera el límite de alcance (hasta 30 o máximo 60 metros) que necesita para comunicarse con tu teléfono, el rastreo no funcionará. El lado bueno es que la batería de un dispositivo tan pequeño puede durar hasta un año sin necesidad de ser cargado o cambiado.

La forma más fácil de demostrar esto sería usar a tu mascota como ejemplo. Si tienes un dispositivo de rastreo GPS conectado al collar de tu perro, independientemente de a dónde se vaya, podrás determinar su ubicación.

Sin embargo, supongamos que compraste un rastreador Bluetooth con un alcance de 30 metros. Si tu perro está a 31 metros de distancia, no podrás seguir sus movimientos hasta que te acerques a él o él se acerque a ti.

Por supuesto, la limitación de alcance hace que el rastreo por Bluetooth sea mucho menos costoso que el rastreo GPS. Pero sus limitaciones hacen que sea más adecuado para rastrear cosas que no saldrán de tu hogar, a comparación de las cosas que podrían salirse del rango.

¿Cómo me protejo de las aplicaciones de rastreo en MI celular?

Regresando al rastreo de celulares: una de las cosas más difíciles del rastreo es que incluso si tienes la aplicación instalada en tu teléfono y en el otro celular, y cuentas con su consentimiento, es bastante fácil que el individuo evite que su celular sea rastreado apagando la ubicación compartida en la aplicación (si saben que está instalada) o desactivando por completo la opción de compartir ubicación en la configuración del teléfono (si son algo paranoicos).

Si consideras que desactivar la ubicación en la configuración de tu teléfono no funcionará, la forma más fácil de bloquear cualquier tipo de rastreo es apagando tu teléfono. Siempre que esté en modo ahorro, apagado o que tenga la batería extraída (en teléfonos donde se pueda realizar), no emitirá las señales de radio necesarias para ser rastreado por GPS, Wi-Fi, Bluetooth, o cualquier otro método.

Alternativamente, ellos pueden dejar su teléfono encendido y deshabilitar las funciones de ubicación de Wi-Fi o GPS o el uso compartido de la ubicación en la configuración general del teléfono. Al poner el celular en “modo avión”, lo lograrán con un solo toque.

Evita la intrusión no autorizada siguiendo estos dos consejos muy simples:

  1. Siempre establece una contraseña en tu dispositivo.
  2. Nunca des clic en ningún enlace en un correo electrónico o mensaje de texto de algún remitente desconocido. En general, nunca des clic en ningún enlace de correo electrónico/mensaje de texto que parezca malicioso. Al hacerlo, corres el riesgo de comprometer tu teléfono y un hacker inteligente puede ingresar secretamente a tu teléfono, instalar todo tipo de aplicaciones, y robar tu información.

Tres mitos sobre el rastreo GPS

Mito #1: Hay formas de evadir el consentimiento

Conclusión: Debes tener el consentimiento (para leer e ingresar a un determinado celular) para rastrear el teléfono de otro adulto.

Es posible que hayas leído que existen formas en que puedes instalar una aplicación de forma remota, y hasta cierto punto, las hay, pero es mucho más complicado que llamar al teléfono de alguien y hablar durante unos segundos, como te explican muchos sitios web.

Primero, es posible instalar una aplicación de forma remota en un dispositivo iOS. Y, para que funcionen, el iPhone debe tener jailbreak. Eso significa utilizar algunas soluciones para desbloquear el sistema operativo del dispositivo y hacer cosas que Apple no aprueba. Además, debes conocer las credenciales de iCloud de la persona que estás tratando de rastrear.

Eso no es todo. En la mayoría de los casos, necesitas tener un breve acceso al teléfono para completar la instalación. Debes tener en cuenta que si logras conseguir el teléfono para completar este paso, es probable que esté bloqueado con contraseña, y eso hace que el proceso sea más difícil.

En lo que respecta a los dispositivos Android, puedes instalar de forma remota una aplicación si tienes la información de la cuenta de Google de esa persona. Pero, de nuevo, necesitarás tener contacto físico con el dispositivo de la persona.

Primero, si alguien ve aparecer una aplicación aleatoria en su teléfono, las probabilidades son: la eliminarán y surgirán sospechas. Esa es una forma fácil de ser atrapado.

Además, muchas aplicaciones de rastreo requieren que el teléfono esté rooteado, el cual es el proceso de obtener el control del sistema operativo (Android) para tener acceso completo a todas las carpetas del teléfono. Puedes lograr el mismo resultado haciendo jailbreak a un dispositivo Apple, como un iPhone.

Ya que la instalación remota de aplicaciones es muy tediosa, muchas personas recurren a los rastreadores GPS para rastrear personas. Además, existe una gran variedad de opciones entre las que puedes elegir si buscas rastreadores GPS.

Si estás buscando un dispositivo portátil, puedes optar por relojes. Garmin es una de las marcas más confiables que usa tecnología GPS. A la gente le gusta usarlos porque pueden sujetarlos a algo para mantenerlos en su lugar. También puedes adherir etiquetas a las pertenencias de alguien para rastrearlo(a); sin embargo, si deseas rastrear fuera de las proximidades de tu hogar, recuerda elegir una etiqueta/un dispositivo que use tecnología GPS y no tecnología Bluetooth. Bay Alarm y Garmin son marcas populares que reciben buenas críticas de parte de los usuarios. Buddy Tag y Tile también son confiables; sin embargo, son rastreadores Bluetooth, lo que significa que están limitados a un rango de 25 a 35 metros.

Solo recuerda que los dispositivos portátiles y las etiquetas no te dan acceso a los mensajes o hábitos telefónicos de una persona, pero sí te pueden proporcionar su ubicación.

Ten en mente que puedes poner un rastreador GPS en cualquier cosa que te pertenezca. Entonces, si estás pasando por un divorcio y tu ex tiene un vehículo que les pertenece a los dos, tienes derecho a colocarle un dispositivo de rastreo GPS.

Sin embargo, si termina tu divorcio y el auto ya no te pertenece, si sigues rastreando el vehículo, entonces estás violando la ley.

Mito #2: Los celulares no se pueden hackear

Los hackers pueden hacer cualquier cosa. Es por eso que la seguridad de las redes telefónicas sigue siendo un tema de debate. Los hackers pueden ingresar a los celulares de las personas y recibir sus mensajes de texto, imágenes, e historial de llamadas.

La mayoría de las veces, los ataques a celulares ocurren cuando las personas inician sesión en un Wi-Fi público. De seguro ya conoces esas advertencias de seguridad que aparecen cuando intentas usar el Wi-Fi. Ese es tu teléfono alertando que no tiene forma de proteger tu información.

Algunos hackers se anuncian en Internet, diciendo que pueden hackear el teléfono de alguien, entre otras cosas. Algunos de estos anuncios son falsos; solo son estafadores que quieren jugar con tus inseguridades. Algunos sí son reales, pero antes de contactar con alguno de ellos, necesitas saber algunas cosas para obtener un buen trabajo.

Curiosamente, el 92% de las personas ignoran esas advertencias, pero hackear y rastrear son dos cosas muy diferentes. Puedes contratar hackers principiantes para espiar el teléfono de alguien, pero como dijimos anteriormente, no es legal.

Ejemplo de un comentario (no aprobado) en nuestro sitio enviado por un “hacker” afirmando que puede ayudar a nuestros visitantes a hackear los teléfonos de otras personas

La Ley de Regulación de Poderes de Investigación del 2000 deja en claro que si estás tratando de interceptar la comunicación de otra persona, puedes pasar hasta 20 años en prisión y pagar hasta $300,000 MXN (15,000 USD) en multas. Aquí es donde debes preguntarte qué tanto necesitas ver los mensajes de texto de tu ex novio(a).

Algunos hackers se anuncian en Internet, diciendo que pueden hackear el teléfono de alguien, entre otras cosas. Algunos de estos anuncios son falsos; solo son estafadores que quieren jugar con tus inseguridades. Algunos sí son reales, pero antes de contactar con alguno de ellos, necesitas saber algunas cosas para obtener un buen trabajo.

Las cuatro formas más comunes en que tu teléfono puede ser hackeado son:

  1. Wi-Fi no seguro,
  2. Fallas en el sistema operativo (SO),
  3. Aplicaciones maliciosas,
  4. Si das clic en un enlace de dudosa procedencia en un correo/mensaje de texto (también conocido como phishing).

Ahora te estarás preguntando cómo lo hacen. Si no te comentan alguna de estas cuatro opciones, te están mintiendo.

Una forma muy fácil para que los hackers ingresen a tu teléfono es a través del Wi-Fi no seguro. En este tipo de redes, es realmente fácil ver lo que otras personas están haciendo, y los hackers pueden aprovechar esto para ver cosas como tus contactos, reuniones, correo electrónico, y otra información confidencial porque son fáciles de acceder.

Los estudios muestran que todos los días se descubre al menos una vulnerabilidad en un sistema operativo. De esas vulnerabilidades, el 10% de ellas son críticas. Entonces, si conoces a un hacker que sabe cómo acceder a una de estas vulnerabilidades, podrás obtener información del teléfono de alguien.

La última forma en que alguien puede hackear tu teléfono es con una aplicación maliciosa. Algunas aplicaciones están diseñadas para darle entrada a los hackers. La forma de prevenir esto es simple: No descargues aplicaciones de fuentes no confiables.

Mito #3: Puedo encontrar mi teléfono extraviado sin haber instalado alguna aplicación de rastreo

No hay forma de que un teléfono se comunique con GPS, Wi-Fi, Bluetooth o torres de telefonía celular si no está encendido.

Personas sugieren que el gobierno puede acceder a la ubicación de un teléfono mientras está apagado; sin embargo, no creemos que tengas esa clase de acceso si solo lo quieres usar para encontrar tu teléfono o a un ser querido.

Afortunadamente, si tienes un dispositivo de Apple, las aplicaciones como Buscar mi iPhone están preinstaladas en tu iPhone (aplica para iOS 8 o superior; de lo contrario, debes instalarlo manualmente). Cuando activas esta opción en tu teléfono, la aplicación te puede ayudar a encontrar tu teléfono o localizar dónde puede estar tu ser querido. Por lo tanto, es posible que tengas la aplicación activada en tu teléfono sin saberlo, así que asegúrate de activarla.

Es importante tener en cuenta que no puedes activar Buscar mi iPhone de forma remota. Debe estar encendido y activado para que funcione, por lo que te conviene activar de inmediato esta función para que puedas controlar tu teléfono.

Esta es una función que se puede usar cuando hayas extraviado tu teléfono en casa, si temes que se haya perdido o sido robado en algún lugar público, o si estás preocupado(a) porque tu esposo(a) se quedó en medio de la nada y no contesta el teléfono.

Cómo puedo encontrar su ubicación con Buscar mi iPhone y el Administrador de Dispositivos Android

Simplemente puedes iniciar sesión en un servicio basado en la nube (iCloud.com, en el caso de la aplicación Buscar mi iPhone) para verificar la ubicación de tu teléfono. Desde allí, podrás ver dónde está tu dispositivo y dónde ha estado.

Si parece que el teléfono ha sido recogido, puedes bloquearlo inmediatamente y enviar mensaje con un número de contacto. Esto te permitirá comunicarte con la persona que encontró el teléfono y les da la posibilidad de llamarte sin que esa persona vea tu información.

Si tu teléfono está apagado, puedes usar tu computadora portátil para verificar su ubicación. Si tu cuenta de Google sigue activa en el celular, el dispositivo de Android te indicará su última ubicación. Entonces, allí podrás comenzar la búsqueda.

Con iCloud, podrás acceder a la aplicación Buscar mi iPhone. Esto funciona siempre que la batería no esté agotada y tu teléfono esté encendido. Si activaste “Enviar última ubicación” al activar Buscar mi iPhone, se registrará la última ubicación. Si no, Buscar mi iPhone no será de mucha ayuda.

Tu último recurso es recordar qué hiciste.

Si tienes que rendirte y aceptar el hecho de que tu teléfono se ha ido, asegúrate de cerrar sesión en todo. No querrás que alguien encuentre tu teléfono y comience a publicar cosas en tu cuenta de Facebook.

Entonces, ¿qué necesito saber sobre el rastreo de celulares?

Vivimos en la generación “del ahora”. Esta mentalidad ha llevado a las personas a querer saber qué están haciendo sus seres queridos en tiempo real. Ya sea el fuerte deseo de una esposa de vigilar de cerca a su esposo(a) o el deseo de una madre de saber qué está haciendo su hijo(a); existe una fuerte necesidad psicológica, especialmente en el momento. Y la respuesta del siglo XXI para cumplir ese deseo es… rastreando celulares.

Existen muchos malentendidos sobre la naturaleza del rastreo de teléfonos celulares, ya que las personas creen que cualquiera puede ver su ubicación en cualquier momento. En realidad, el único tipo de rastreo que debes temer es aquel donde alguien coloca una etiqueta GPS o un viejo teléfono inteligente con GPS habilitado en un vehículo.

Existen formas en que alguien puede instalar secretamente una aplicación de rastreo en tu teléfono, pero la probabilidad de que esto ocurra es escasa. La clave para evitar este tipo de instalaciones es teniendo una contraseña en tu teléfono y no hacer clic en enlaces extraños en correos electrónicos/mensajes de texto que podrían darle entrada a los hackers.

La buena noticia es que este comportamiento es completamente ilegal, y puedes usar la ley a tu favor.

Por lo tanto, a menos de que estés dando tu ubicación de forma voluntaria y consensuada a través de las redes sociales o una aplicación de rastreo, tu ubicación solo será visible para las personas que deseas que la vean.

Si te sientes incómodo con la idea de que tu teléfono pueda rastrearse, es bastante fácil desactivarlo por completo, aunque podría impedir el funcionamiento del Wi-Fi y Bluetooth.

Si te preocupa que tu teléfono sea rastreado sin tu conocimiento, busca aplicaciones en tu teléfono que no recuerdes haber instalado. Si ves algo sospechoso, averigua qué es lo que hace.

Una buena manera de evitar toda esta situación es protegiendo tu teléfono con contraseña. Puedes proteger la pantalla de bloqueo de tu teléfono y también solicitar una contraseña en Google Play y en las tiendas de aplicaciones para evitar cualquier tipo de descarga.

Por último, no le debes tener miedo al rastreo telefónico, ya que es algo que se puede controlar. Una vez que comprendas cómo administrarlo, y lo que puedes y no puedes hacer, podrás aprovechar sus beneficios y sentirte tranquilo al estar protegido de sus posibles inconvenientes.

Por otro lado, si estás buscando rastrear a alguien, solo recuerda que a pesar de que existen lagunas legales, es ilegal rastrear el teléfono de cualquier persona a menos de que sean tus hijos.

Revisar la ubicación y comunicación de tus hijos puede mantenerlos más seguros, y los mantendrá involucrados en sus decisiones. Pero, si estás pensando en usar el rastreo para alguien que no es tu hijo(a), debes empezar a reconsiderar.

Aunque es muy útil, el rastreo debe ser consensuado. Entonces, si estás pensando en rastrear a tu cónyuge sin su consentimiento, probablemente deberías pensarlo dos veces.

Sí, existen hackers que pueden ayudarte, y existen soluciones que puedes usar, pero si te atrapan, también existirán las consecuencias.

La conclusión es simple: debes preguntarte qué tanto necesitas la información que buscas antes de intentar rastrear a alguien sin su consentimiento. Después de todo, ¿de qué sirve recopilar información si no puedes usarla porque se obtuvo de forma ilegal?